Clínica Dental Moyúa en Bilbao
colocación carillas dentales Existen numerosos tratamientos diferentes de estética dental. La decisión de llevar a cabo uno u otro puede venir condicionada por el tipo de disfunción o carencia que haya que tratar, el tipo de intervención que haya que realizar o el presupuesto. Para problemas estéticos no demasiado graves, las carillas dentales resultan una buena solución.

Qué son las carillas dentales

Las carillas dentales, también llamadas facetas dentales o carillas estéticas, son unas pequeñas láminas que se pegan en la parte externa de los dientes, que mejora la estética de la dentadura y su aspecto. Pueden estar hechas en composite o en porcelana y se pegan a modo de pegatina con un cemento o resina especial para que queden fijadas. Resulta un tratamiento mucho más barato que unas fundas o implantes y es también mucha más sencilla la actuación que hay que realizar sobre la dentadura: en dos o tres visitas el paciente saldrá de la consulta con las piezas necesarias cubiertas por las carilla y luciendo una bonita sonrisa.

Cuándo plantearse un tratamiento con carillas dentales

Lo primero que tenemos que tener claro es que el tratamiento con carillas dentales es una actuación estética sobre nuestra boca. Y como tratamiento de estética dental que es, no puede realizarse como tratamiento de problemas graves que requieran de otro tipo de actuaciones. En caso de otras patologías de salud bucodental, éstas deberán ser tratadas antes de la colocación de las carillas dentales. Mediante las carillas dentales se pueden solventar problemas menores y predominantemente estéticos. Al tratarse de una cobertura que se coloca sobre las piezas, tapa la parte externa de los dientes y visualmente van a sustituir a las piezas originales, pero éstas se mantendrán en la boca. Por todo esto, el tratamiento con carillas dentales es muy recomendable en algunos casos específicos:
  • Cuando se quiera ocultar y enmascarar el color original de la dentadura, por ejemplo, porque sea amarillento.
  • Para tapar imperfecciones en algunas piezas, como dientes rotos.
  • Para cubrir espacios entre los dientes.
  • Para corregir la mala posición o forma de los dientes.
  • Para corregir desequilibrios en el tamaño de algunas de las piezas respecto a las demás.
  • Para blanquear los dientes. No se trata de un tratamiento de blanqueamiento, porque no se ataca el tono del diente, sino que se cubre totalmente.
  • En general, para lucir una sonrisa más uniforme en cuanto a forma y color.
  color de carillas dentales

¿Se pueden esperar buenos resultados?

La verdad es que sí. Al tratarse de un tratamiento que actúa directamente sobre la estética, el efecto es inmediato y resulta espectacular. De hecho, muchas de las dentaduras perfectas que lucen artistas, modelos, actores, etc. son, en realidad fruto de tratamientos de este tipo. Los pacientes suelen quedar muy satisfechos con el resultado que ofrecen las carillas dentales, ya que les permite tapar las imperfecciones y lucir una bonita y reluciente sonrisa.   Si estás pensando en realizarte un tratamiento de este tipo, te recomendamos que primero revises esta información de nuestro sitio web y solicites una cita para que podamos estudiar tu caso concreto.  

   

Hace un año que nos mudamos de la tercera a la primera planta del edificio 6 de la plaza Federico Moyúa y, la verdad, tenemos que decir que estamos encantados. Igual que nuestros tratamientos evolucionan para poder ofrecerte siempre el mejor y más avanzado servicio, nuestras instalaciones forman parte de la misma filosofía. Por eso, decidimos que nuestro horario fuese ininterrumpido para adaptarnos a tu vida diaria y no al revés. Por eso también tenemos nuevas máquinas y mobiliario para que la experiencia en la consulta sea lo más agradable posible y por eso también hemos eliminado todas las barreras arquitectónicas para que, si en algún momento tienes un problema de movilidad reducida, siempre puedas visitarnos con total comodidad.

Nuestros tratamientos también han cambiado y en la actualidad te ofrecemos técnicas innovadoras como el Plasma Rico en Plaquetas en cirugías o pioneras como los implantes dentales zigomáticos. Con ellos, podemos dar la oportunidad de llevar implantes dentales a personas que no tienen hueso en el maxilar superior. Si te interesa saber más sobre este tratamiento, el doctor Ramón Ávila lo explica detalladamente en este reportaje elaborado por El Correo TV. 

Por otra parte, lo que hace 11 años era una excepción, en la actualidad es de lo más demandado. Nos referimos a todo el conjunto de tratamientos que tienen que ver con la estética dental. De entre todos ellos, la colocación de carillas dentales estéticas es una realidad muy presente en nuestra clínica. De hecho, como bien explica la doctora Marina Ávila en el reportaje para nosotros es una práctica diaria que tiene un punto artesanal importante y en la que lo más importante para el paciente es ver cómo va a quedar antes de empezar y asegurarse de que no se va a ver comprometida la funcionalidad de su diente.

carillas_dentales_bilbao

Uno de los mejores piropos que pueden hacernos nuestros pacientes es venir a la clínica a contarnos emocionados como en su entorno les dicen aquello de “Te veo más guapo/a. No sé qué te has hecho pero se te ha iluminado la cara”. En ese momento sabemos que hemos cumplido nuestro objetivo: mejorar su sonrisa, y por extensión su imagen personal, sin que los cambios se noten o desentonen en el conjunto de tu rostro. No queremos convertirte en otra persona, sino que consigas ser la mejor versión de ti mismo. Esta es la filosofía central que guía nuestros pasos en estética dental. No hay modelos porque el modelo eres tú.

Así, uno de los tratamientos de estética dental más extendidos actualmente son las carillas dentales. Las usamos para corregir pequeñas imperfecciones en los dientes que, de alguna manera, restan buena presencia a la persona y pueden causarle miedo a sonreir y problemas de inseguridad y baja autoestima. A veces una pequeña transformación externa puede ayudar a que se produzca un gran cambio interno. ¿Por qué renunciar a ello?

Desde Clínica Moyúa queremos, no obstante, indicarte cuándo nos planteamos poner en marcha un tratamiento con carillas dentales estéticas de composite o porcelana porque, eso sí, tienes que tener en cuenta que no todos los problemas dentales son solucionables con esta técnica. Fíjate, además, que una carilla dental no es un tratamiento que recomendemos solamente por razones estéticas. Podemos darte también razones médicas que lo justifican.

Pequeños espacios interdentales. En Odontología llamamos diastemas a esos espacios entre los dientes más grandes de lo habitual. Hay quien los luce con orgullo en los incisivos centrales, o popularmente denominadas paletas, hasta los reivindica como sexys, pero más allá de la estética y las modas, lo cierto es que son un lugar perfecto para que se cuele comida. Si mantienes una rigurosa higiene dental, evitarás que se almacenen bacterias que puedan acabar convirtiéndose en caries. Si el espacio no es muy grande, podemos solucionarlo perfectamente con una carilla dental. Si es excesivo, es mejor recurrir a alguna técnica de ortodoncia que nos permita cerrarlo.

Dientes fracturados o astillados. ¿Quién no conoce a alguien que haya tenido la mala suerte de caerse y romperse un diente? Quizás hasta te ha pasado a ti. Ir por la vida con un diente roto no solo no es demasiado estético, sino que supone un sufrimiento para la boca por varias razones. La primera es que, si no lo restauramos, estarás continuamente sometiendo a ese diente a un desgaste antinatural. Segundo porque con esa pieza dental fracturada no morderás correctamente. Volvamos al ejemplo de los incisivos centrales. Imagina que te rompes parcialmente una de las paletas y que no te la arreglas. Debilitarás, además de este diente, su diente antagonista, es decir, el que tienes justamente debajo. La solución más sencilla y mínimamente invasiva es reconstruirlo con una carilla dental.

Dientes ligeramente torcidos o cortos. En este punto, es necesario hablar con precaución porque no podemos arreglar con carillas dentales lo que en realidad son problemas de ortodoncia. Las carillas dentales pueden ser una opción para imperfecciones leves o dientes más cortitos de lo natural. Lo mejor es que revisemos primero tu boca para decirte si, en tu caso, está indicado un tratamiento con carillas dentales.

Dientes manchados u oscurecidos resistentes a un blanqueamiento dental profesional. Hay varias razones por las que los dientes pueden verse oscurecidos. Recurriremos a un tratamiento con carillas dentales cuando no sea posible aclarar esos dientes mediante un blanqueamiento dental profesional u otros métodos. Puede que sea tu caso, si por ejemplo, te has hecho una endodoncia, has sufrido un traumatismo, tienen tinciones producto de una fluorosis o de la toma de antibióticos con tetraciclina.