Clínica Dental Moyúa en Bilbao
blanqueamiento-dental

El blanqueamiento dental es una de las especialidades en la Clínica Dental Moyúa. Un tratamiento en el que combinamos diferentes métodos, según las necesidades, para conseguir los mejores resultados.

Gracias a este tipo de tratamientos, conseguimos eliminar manchas que cubran los dientes, producidas en su mayoría por algunos tipos de bebidas. Además, el blanqueamiento dental aclarará y aportará luminosidad a tus dientes, unificando también el tono.

Si todavía no tienes claro qué puede mejorar un tratamiento de blanqueamiento dental en tu caso y para qué está indicado, te lo aclaramos en este artículo.

¿Qué es un blanqueamiento dental?

El paso del tiempo hace que los dientes se vayan apagando y perdiendo brillo. Es normal. Pero, además, algunas bebidas y colorantes presentes en los alimentos, hacen también que los dientes pierdan tono y amarilleen o dejen manchas.

Y por si fuera poco, en el caso de los/as fumadores/as, el tono de los dientes también amarillea por el efecto del tabaco.

El blanqueamiento dental consiste en eliminar las manchas de los dientes. El esmalte de los dientes contiene millones de poros microscópicos, que por efecto de todos estos agentes y con el tiempo, permiten que traspasen a la dentina compuestos orgánicos, lo que provoca la decoloración.

blanqueamiento-dental-dientes

¿Qué manchas puede eliminar un blanqueamiento dental?

Por medio de los tratamientos de blanqueamiento dental los dientes pueden recuperar luminosidad, aclarar el tono y hacer que desaparezcan manchas en los dientes.

La forma de mantener los dientes con buen color es la constancia en la limpieza diaria y realizar una limpieza profesional dos veces al año.

Como hemos dicho, aunque el tiempo hace que el tono de los dientes vaya oscureciendose, hay otros factores que lo agravan y hacen que estéticamente luzcan peor.

Los tratamientos de blanqueamiento dental pueden corregir los efectos nocivos de algunas bebidas que ensucian nuestros dientes y otros agentes que los oscurecen, como:

El que no tenga color no quiere decir que este tipo de caldo no ensucie los dientes. De hecho, es también muy ácido y afecta al esmalte dental.

  • Vino tinto
blanqueamiento-dental-ferula

¿Qué tipos de tratamiento de blanqueamiento dental existen?

Los blanqueamientos dentales se pueden hacer de diferentes maneras:

Férulas de blanqueamiento

Hoy día hay diferentes marcas en el mercado, pero todas comparten en que necesitan aplicar un producto en la férula y que esta sea colocada en la boca. Es un tratamiento más lento que el profesional en consulta.

Los productos que se aplican en las férulas son geles que contienen agentes blanqueadores, peróxido de carbamida y peróxido de hidrógeno normalmente. La acción del gel hace que el oxigeno penetre a través de los poros del esmalte dental, hasta llegar a la dentina. Una vez alcanzada ésta, el gel provocará la descomposición de los compuestos orgánicos que se hayan depositado con el paso del tiempo, convirtiéndolos en minúsculas partículas capaces de reflejar la luz. De esa forma, el tono de los dientes se aclarará.

Este tratamiento exige constancia por parte del paciente, ya que la férula impregnada con el gel blanqueador deberá permanecer unas horas al día colocado en la boca. Por lo tanto, es importante ser constante.

Blanqueamiento profesional con láser

En este tipo de blanqueamiento hay diferentes tipos y marcas también. Estos tratamientos se realizan en consulta, por parte de los profesionales de la clínica.

Se aplica gel de peróxido de hidrógeno en los dientes y se exponen a una luz intensa, que puede ser de LED, arco de plasma o halógena. La luz provoca que el efecto del gel se acelere y se produzca la fotoactivación.

Es un tratamiento más rápido que el de las férulas, pero exige que sea realizado por profesionales, por el tipo de materiales, técnicas y tecnología que necesita. Además, es necesario tomar unas medidas de seguridad para realizarlo.

 

En nuestro caso, en la Clínica Dental Moyúa combinamos ambos sistemas, siempre dependiendo del estado concreto de los dientes del paciente y tras un riguroso estudio, en el que se analizará de forma personalizada cuál de las opciones es la mejor.

Revisamos el tono de los dientes del paciente y estudiamos qué tipo de tratamiento le recomendaremos, incluso si su caso permite simultanear el tratamiento en consulta con láser y prescribirle también un tratamiento ambulatorio para realizar en casa con las férulas. Respecto al tratamiento profesional en consulta con láser, en nuestra clínica utilizamos el láser Beyond.

Si tienes dudas o estás pensando en que es el momento de hacerte un tratamiento de blanqueamiento dental, no dudes en solicitar una cita en la que podamos estudiar tu caso.

blanqueamiento-dental
blanqueamiento_dental_bilbao

Quizás te estás planteando hacerte un blanqueamiento dental profesional y dudas si es mejor entre hacerlo en tu casa o acudir a una clínica dental. Muchas personas nos preguntan si es igual de efectivo y fiable y nuestra respuesta es sí con unas condiciones. Sigue leyendo si quieres tomar la mejor decisión.

Un blanqueamiento dental con garantías exige productos profesionales de venta exclusiva en clínicas dentales.

No lograrás casi nada con las pastas blanqueadoras ni con ningún producto que te vendan fuera de una clínica dental. Tenlo claro. Somos los únicos establecimientos autorizados. Arriesgarte a comprarlo fuera te hará perder dinero, tiempo y, en el peor de los casos, poner en riesgo tus dientes. No nos referimos a las pastas blanqueadoras en farmacias o supermercados. En esos casos, está totalmente controlada la concentración de peróxido de hidrógeno, pero es tan pequeña que no puede ejercer esa acción de aclarar el tono del diente.

El blanqueamiento dental profesional con férulas en casa es igual de efectivo aunque tendrás que esperar algo más de tiempo para ver los resultados.

Es totalmente viable que te hagas el tratamiento al completo en casa siempre que sigas al pie de la letra nuestras indicaciones y podamos tener una supervisión y control periódicos. Lógicamente tardará más tiempo en hacer efecto porque irás poniéndote las férulas unas horas al día. Ten en cuenta que el blanqueamiento dental supone el aclarado del diente de dentro hacia afuera. Vamos a aclarar tu dentina que es la que, por diversas razones, va perdiendo su color marfil natural para ir amarilleando.

El blanqueamiento dental profesional en clínica ofrece resultados a corto plazo.

Efectivamente es una sola sesión de 45 a 60 minutos podemos lograr resultados más rápidos porque usamos un sistema de luz fría -láser Beyond- que acelera la acción del producto blanqueante. Saldrás de la consulta luciendo una sonrisa renovada.

Combinar ambas técnicas suele hará que el blanqueamiento dure más.

Hay muchos casos en los que aconsejamos hacer una sesión en clínica y un refuerzo en casa con férulas. No solo es más cómodo para el paciente, sino que puede alargar la vida del blanqueamiento. En ese sentido, tienes que tener en cuenta que no hay una regla exacta para determinar la duración de un blanqueamiento dental porque dependerá, en gran medida, de tus hábitos alimenticios y de limpieza.

Solo en la clínica dental sabrás si eres un candidato idóneo para un blanqueamiento dental.

Nadie mejor que tu odontólogo para decirte si puedes o no hacerte un blanqueamiento dental o si realmente conseguirás lo que quieres. No todas las personas pueden conseguir el mismo tono de blanco, por ejemplo, porque dependerá de tu tono natural. Tampoco conseguiremos blanquear un diente que previamente ha sufrido una endodoncia o piezas dentales que se han oscurecido por la toma de antibióticos con tetraciclinas. Para estos casos es más recomendable un tratamiento con carillas estéticas.

carillas_dentales_bilbao

Uno de los mejores piropos que pueden hacernos nuestros pacientes es venir a la clínica a contarnos emocionados como en su entorno les dicen aquello de “Te veo más guapo/a. No sé qué te has hecho pero se te ha iluminado la cara”. En ese momento sabemos que hemos cumplido nuestro objetivo: mejorar su sonrisa, y por extensión su imagen personal, sin que los cambios se noten o desentonen en el conjunto de tu rostro. No queremos convertirte en otra persona, sino que consigas ser la mejor versión de ti mismo. Esta es la filosofía central que guía nuestros pasos en estética dental. No hay modelos porque el modelo eres tú.

Así, uno de los tratamientos de estética dental más extendidos actualmente son las carillas dentales. Las usamos para corregir pequeñas imperfecciones en los dientes que, de alguna manera, restan buena presencia a la persona y pueden causarle miedo a sonreir y problemas de inseguridad y baja autoestima. A veces una pequeña transformación externa puede ayudar a que se produzca un gran cambio interno. ¿Por qué renunciar a ello?

Desde Clínica Moyúa queremos, no obstante, indicarte cuándo nos planteamos poner en marcha un tratamiento con carillas dentales estéticas de composite o porcelana porque, eso sí, tienes que tener en cuenta que no todos los problemas dentales son solucionables con esta técnica. Fíjate, además, que una carilla dental no es un tratamiento que recomendemos solamente por razones estéticas. Podemos darte también razones médicas que lo justifican.

Pequeños espacios interdentales. En Odontología llamamos diastemas a esos espacios entre los dientes más grandes de lo habitual. Hay quien los luce con orgullo en los incisivos centrales, o popularmente denominadas paletas, hasta los reivindica como sexys, pero más allá de la estética y las modas, lo cierto es que son un lugar perfecto para que se cuele comida. Si mantienes una rigurosa higiene dental, evitarás que se almacenen bacterias que puedan acabar convirtiéndose en caries. Si el espacio no es muy grande, podemos solucionarlo perfectamente con una carilla dental. Si es excesivo, es mejor recurrir a alguna técnica de ortodoncia que nos permita cerrarlo.

Dientes fracturados o astillados. ¿Quién no conoce a alguien que haya tenido la mala suerte de caerse y romperse un diente? Quizás hasta te ha pasado a ti. Ir por la vida con un diente roto no solo no es demasiado estético, sino que supone un sufrimiento para la boca por varias razones. La primera es que, si no lo restauramos, estarás continuamente sometiendo a ese diente a un desgaste antinatural. Segundo porque con esa pieza dental fracturada no morderás correctamente. Volvamos al ejemplo de los incisivos centrales. Imagina que te rompes parcialmente una de las paletas y que no te la arreglas. Debilitarás, además de este diente, su diente antagonista, es decir, el que tienes justamente debajo. La solución más sencilla y mínimamente invasiva es reconstruirlo con una carilla dental.

Dientes ligeramente torcidos o cortos. En este punto, es necesario hablar con precaución porque no podemos arreglar con carillas dentales lo que en realidad son problemas de ortodoncia. Las carillas dentales pueden ser una opción para imperfecciones leves o dientes más cortitos de lo natural. Lo mejor es que revisemos primero tu boca para decirte si, en tu caso, está indicado un tratamiento con carillas dentales.

Dientes manchados u oscurecidos resistentes a un blanqueamiento dental profesional. Hay varias razones por las que los dientes pueden verse oscurecidos. Recurriremos a un tratamiento con carillas dentales cuando no sea posible aclarar esos dientes mediante un blanqueamiento dental profesional u otros métodos. Puede que sea tu caso, si por ejemplo, te has hecho una endodoncia, has sufrido un traumatismo, tienen tinciones producto de una fluorosis o de la toma de antibióticos con tetraciclina.