encías Archivos - Clínica Moyúa
Clínica Dental Moyúa en Bilbao
cuidado de encías

Aunque siempre nos fijamos más en los dientes, has de saber que las encías, como tejidos que les proporcionan soporte, están relacionadas con numerosas de sus afecciones. Y es que muchos de los inconvenientes de los dientes comienzan en las encías y áreas interproximales, que son los espacios que se encuentran entre los dientes. A continuación, te contamos por qué, en la línea de preocuparnos más por dichos tejidos, vale la pena considerar algunas recomendaciones para el cuidado de las encías. Toma nota.

Las encías pueden convertirse en focos de enfermedades

Efectivamente, los huecos que existen entre los dientes son muy propicios para la acumulación del biofilm oral, formado por la nociva placa bacteriana. En este sentido, debes hacer todo lo posible por evitar la concentración en ellos de restos de comida, que supondrán el caldo de cultivo de los focos de bacterias.

Por consiguiente, es preciso limpiar a conciencia en estas zonas interdentales de difícil acceso. Ten en cuenta que, si no lo haces, acumulas más posibilidades de padecer enfermedades periodontales (como la gingivits), caries y halitosis.

Para prevenir estos problemas de salud bucodental, resultará fundamental que apliques estos cuidados en tu higiene dental habitual. Apunta los siguientes:

1. Aplica la técnica de cepillado Bass modificada

Se trata de realizar movimientos vibratorios en el margen gingival, habiendo colocado el cepillo en un ángulo de 45º. No cambies la posición del punto de apoyo, sino que has de realizar barridos en contradirección a la encía.

2. No falles a la hora de elegir la pasta de dientes

Efectivamente, te interesa una especial para el tratamiento de las encías. Por lo tanto, destacará por contar con principios antiinflamatorios y antisépticos. Los ingredientes que los aportan son estos: pantenol (combate la placa, que genera las inflamaciones y los sangrados), cloruro de cetilpiridinio (un antiséptico para utilizar cada día), flúor (para prevenir las caries y lograr el fortalecimiento del esmalte) y lactato de zinc (potenciador de los efectos antisépticos y para la prevención del sangrado).

cuidado de encías

3. Aprende a realizar correctamente la limpieza interproximal

Las sedas y cintas dentales resultan muy útiles para completar la limpieza en los espacios interdentales, puesto que permiten llegar donde no lo hacen los cepillos. De este modo, podrás acabar con hasta un 80 % del biofilm oral que impregna las áreas gingivales e interproximales. Según tus necesidades y la forma de tus encías, puedes recurrir a distintos tipos de hilos dentales. Si tus encías son especialmente sensibles, te convienen los de mayor suavidad, que cuentan con una gran superficie de arrastre. Introduce 3 cm de este producto de forma suave entre las piezas dentales. Al acceder a las encías, curva el trozo entre los dientes y en forma de C. Es el método oportuno para proceder a la limpieza de las zonas entre dos de ellos.

4. Recurre al colutorio

Por último, este líquido contribuye a mantener durante más tiempo los efectos beneficiosos que te había aportado la pasta de dientes.

En definitiva, preocúpate de tus encías y lograrás prevenir con más éxito las enfermedades bucodentales.

Contrariamente a la creencia popular, los dientes de leche también deben cuidarse pues pueden afectar a la dentición y a la aparición de los dientes definitivos. La caries del biberón no es una enfermedad grave pero ha de ser tratada para evitar problemas mayores.