Clínica Dental Moyúa en Bilbao
consejos salud dental en la adolescencia

La adolescencia es una época de cambios, en la que se fijan los hábitos adquiridos durante la infancia, se desarrolla la personalidad y la autonomía y la persona se encuentra en la antesala de la edad adulta. En esta etapa se producen muchos cambios fisiológicos y psicológicos.

En el aspecto de la salud, supone la etapa en la que el/la adolescente deberá comenzar a cuidarse con criterio propio y autonomía y deberá ser responsable con el trato y los cuidados que ejerce sobre su cuerpo en general. A nivel de los cuidados bucodentales, es en este momento cuando deberá cuidarse y asentar los hábitos aprendidos durante la infancia para asegurar un buen estado de su boca.

En este artículo vamos a repasar las normas básicas que tendrá que tener en cuenta para mantener una buena salud bucodental.

Consejos para mantener la salud dental en la adolescencia


Partimos de la base de que durante la infancia se han respetado las visitas periódicas a la consulta del dentista y se han llevado los controles periódicos necesarios.

Junto con esto, el/la adolescente debería ya en esta edad haber adquirido desde la infancia unos hábitos de limpieza bucal y cuidados diarios. Es la familia la responsable de inculcar éstos desde una edad temprana.

Por lo tanto, en la adolescencia, el/la joven fijará esos hábitos y siguiendo unas pequeñas normas, mantendrá su salud bucal.

¿Cuáles son esos hábitos? Veamos:

No saltarse las revisiones dentales en consulta

Tenga algún problema concreto de salud bucal o no, la periodicidad de las revisiones, tal y como se las recomendemos en cada caso en la consulta, deberán ser respetadas.

Como ya hemos dicho, en la adolescencia se producen cambios en el cuerpo a todos los niveles, también en la boca. Por eso, es necesario el control periódico para prevenir posibles anomalías, verificar el buen estado de la boca en general, así como de otras posibles patologías que pudieran tener relación con la boca: dolores, tensiones musculares, bruxismo, posturología…

Es en la consulta donde podemos detectar, tratar y aconsejar sobre todas estas cuestiones. Y en este rango de edad, además, también podemos ayudar con la detención de casos de anorexia y bulimia, que en tan alto porcentaje afectan en esta franja de edad.

La importancia de la higiene dental

A esta edad el/la adolescente ya tiene que tener adquiridos unos hábitos de higiene dental diaria, de forma responsable, autónoma y sin supervisión.

Pese a que los cambios en sus hábitos y costumbres o ritmo de vida puedan condicionar estos hábitos de limpieza, deberá respetar como mínimo la limpieza bucal dos veces al día, acompañada del uso de cepillos interdentales o seda dental, así como de enjuage bucal por lo menos una vez al día.

Es importante que los/las adolescentes sean conscientes de la necesidad de mantener las buenas costumbres en cuanto a higiene dental, porque son una norma básica para asegurar la buena salud bucal. Se deberían acostumbrar a llevar con ellos/as un cepillo de dientes y pasta dental entre sus efectos personales a diario.

Mantener una alimentación sana y equilibrada

Otro aspecto de vital importancia en esta etapa en dos aspectos: por la importancia de la dieta equilibrada y su aspecto social; y también por los hábitos alimenticios, a menudo poco adecuados, de las nuevas generaciones.

La alimentación y los trastornos que en este aspecto se generan son, desgraciadamente, uno de los problemas que surgen en estas edades. No se trata sólo de que los adolescentes aprendan la importancia de mantener una dieta equilibrada y variada. Se trata ya, en algunos casos, de que entiendan que la alimentación es necesaria.

Trastornos alimenticios, como la anorexia y la bulimia, afectan a todo el organismo y en todos los niveles, tanto física, como psicológicamente. En el ámbito de la salud dental, pueden provocar caries, pérdida de dientes y reducción de la encía, hipersensibilidad dental, etc. Las familias deben prestar especial atención a estos aspectos.

Por otro lado, es importante que los/las más jóvenes aprendan a comer de todo.

Y en otro de los aspectos, es en estas etapas cuando comienzan a ser responsables de su alimentación y, unido a los momentos de ocio en los que ya es habitual que consuman alimentos fuera de casa, los nuevos hábitos de consumo han derivado en que hay un exceso acusado de consumo de azúcares, alimentos tratados, etc. En todo tipo de formatos y alimentos; desde las chucherías, hasta las bebidas azucaradas y refrescos y sin olvidar de las comidas rápidas.

Todo ello conlleva un mayor riesgo de padecer caries.

consejos salud dental en la adolescencia

Ortodoncia, tratamiento a tiempo, pero de forma responsable

Adolescencia y ortodoncia suelen ir unidos. Es la época idónea para corregir posibles disfunciones dentales. No sólo para tratar anomalías como dientes torcidos o apiñados, sino también porque ya las familias son conscientes de que este tipo de problemas suponen mucho más que un aspecto estético; se trata de un problema de salud y como tal debe ser tratado.

Los métodos de ortodoncia más habituales entre los/as adolescentes son los brackets metálicos, aunque ya van ganando en popularidad también para esta franja de edad los brackets de zafiro o la ortodoncia invisible.

En todo caso, el llevar un aparato dental conlleva que los jóvenes deberán extremar los cuidados, sobretodo en lo referente a la limpieza dental.

 

Proteger la dentadura para hacer deporte

Otro aspecto que también está ligado a los/as adolescentes: la práctica de deporte y otras actividades. Además, hoy día es muy normal que un/a joven practique durante el año un sinfín de actividades físicas diferentes.

Algunas de ellas pueden suponer un riesgo para la seguridad de su dentadura, derivados de golpes, choques, contusiones, etc que se pueden producir en estas prácticas y que podrían provocar cortes, fracturas en los dientes, o hasta incluso la pérdida de piezas dentales completas.

Para evitar correr este tipo de riesgos, es aconsejable que se acostumbren a usar protectores bucales. Son unas prótesis que se ponen y quitan de forma fácil y rápida y cuya función es la prevención.

El tabaco, de lejos

Muchas personas adictas al tabaco comienzan con el hábito a estas edades, ya sea por probar, porque los amigos lo hacen, o por costumbre social.

El tabaquismo tiene graves efectos para la salud, pero más todavía si cabe en esta etapa.

Además, crear un hábito tan jóvenes puede provocar que éste se convierta en adicción.

Además, a nivel de la salud bucal, el consumo de tabaco es muy perjudicial también para nuestros dientes: empezando por las manchas, el mal aliento que provoca y terminando en enfermedades periodontales.

 

consejos salud dental en la adolescencia