Clínica Dental Moyúa en Bilbao
cuidados bucales en verano

Llega el verano y con él un cambio en nuestras rutinas, otro ritmo, viajes, etc. Nos relajamos en esta época del año; pero esto no significa que descuidemos nuestros hábitos de higiene bucal y el cuidado de nuestros dientes. Es fácil; siguiendo unas pequeñas pautas, no habrá problemas.

En verano también puedes proteger tu salud bucal

¿Cómo? ¿Crees que no te resultará posible en vacaciones, con viajes y salidas fuera de tu entorno habitual? Revisa esta lista y síguela; ya verás como pasas el verano con el cuidado de tus dientes bajo control.

1. Haznos una visita

¿Te vas de vacaciones? ¡Estupendo!

Pero antes de partir, acude a la consulta para que te hagamos una revisión. Así revisaremos en previsión de posibles problemas que pudieran surgir y evitarás sustos indeseables.

Así que ya sabes, pide cita ya, que estás a tiempo.

2. No descuides la higiene bucal

Estarás de vacaciones, pero eso no quiere decir que debas darle fiesta también a la higiene dental. En verano, además, solemos estar más tiempo fuera de casa, con lo que este tema requiere que les prestes un poco de atención. Es tan fácil como llevar siempre a mano un cepillo dental, pasta de dientes e hilo dental. Hoy día se pueden adquirir kits de viaje con versiones en miniatura de estos productos, para que lo lleves cómodamente.

Recuerda que una buena higiene bucal es indispensable para evitar la formación de placa bacteriana y caries, enfermedades de las encías, halitosis, así como conseguirás que tu sonrisa luzca radiante.

cuidados bucales en verano

3. Atención al cloro de las piscinas

El agua de las piscinas es tratada con productos químicos, como el cloro, que favorecen su salubridad. Pero estos productos tienen un ph superior al de nuestra saliva, lo que puede provocar que se formen manchas y sarro en la superficie de los dientes, porque las proteínas de la saliva se descomponen de manera más rápida.

Para evitar esto, usa el flúor como medida de prevención. Si has notado que ya eres propenso/a a estas manchas o vas a acudir a la piscina a diario, consúltanos, porque a lo mejor necesitarás un protector bucal.

4. La alimentación correcta es indispensable

Son vacaciones y nos relajamos en cuanto al cuidado de nuestra dieta. Seguramente tomarás más azúcares en forma de helados, refrescos, zumos, bebidas combinadas…

Está bien, de vez en cuando nos tenemos que dar un gusto. Pero presta un poco de atención a tu alimentación, ya que esta medida es básica para mantener tu salud bucal a raya. Aprovecha el calor para tomar frutas y verduras, que además te aportarán vitaminas y minerales.

5. Hacer deporte está muy bien, pero con precaución

Si aprovechas la época estival para practicar deporte y además te gustan las actividades de agua, además de disfrutar, tu salud te lo agradecerá. Pero como todo, hay que tomar una serie de precauciones, para evitar impactos y contusiones en la boca.

Si practicas deportes de contacto, plantéate usar un protector bucal. Es una medida preventiva.

Por otro lado, actividades que requieren de introducir objetos en la boca, como el tubo en caso del buceo, pueden producir dolor en la boca y en las encías. Así que te recomendamos moderación.