Clínica Dental Moyúa en Bilbao
gingivitis

La gingivitis es una inflación de las encías que se produce por la acción de determinadas bacterias. Estas bacterias crecen y se desarrollan en la placa que se acumula en la línea de las encías y lo que hacen es infectarlas e irritarlas. Se trata de un problema que puede aparecer a cualquier edad, aunque es más frecuente que se manifieste por primera vez durante los cambios hormonales de la adolescencia y también en personas jóvenes. No suele ir acompañada de dolor, pero este puede surgir si no se trata adecuadamente.

La gingivitis se manifiesta básicamente por la inflación, enrojecimiento y una cierta sensibilidad en las encías. Otros síntomas son el sangrado, leve en los estadios iniciales del problema, y la aparición de úlceras bucales.

¿Cómo prevenir la gingivitis?

Hay una serie de aspectos que pueden hacer que una persona sea más propensa a sufrir gingivitis: factores genéticos, embarazos, menopausia, enfermedades como diabetes o leucemia y determinados tratamientos médicos, entre ellos los anticonceptivos. Estos son factores que no se pueden controlar, pero sí otros como el tabaquismo, la falta de vitaminas C o B3 y, de manera muy especial, una deficiente higiene bucal. También se considera causa común de la aparición de gingivitis una mala alineación de los dientes, ya que impide una correcta limpieza y facilita la acumulación de sarro entre ellos.

Abandonar el tabaco, llevar una dieta equilibrada y un buen cuidado de las encías son, por tanto, fundamentales para prevenir la gingivitis. Conviene también visitar al dentista periódicamente y acudir a la consulta al primer síntoma de enrojecimiento o sangrado.

¿Cómo se trata la gingivitis?

El tratamiento precoz de la gingivitis es fundamental para evitar que esta acabe degenerando en una periodontitis, una enfermedad mucho más grave que puede desencadenar la movilidad de las piezas dentales e incluso su pérdida.

El tu visita a la clínica, lo primero que haremos será evaluar el estado de las encías y comprobar hasta qué punto la placa las ha afectado. Tras ello, procederemos a una limpieza en profundidad para eliminar todo el sarro acumulado. Finalmente, te explicaremos  la técnica de cepillado adecuada, cómo utilizar correctamente el hilo dental y qué cepillo y enjuague bucal son los más aconsejables para evitar que vuelva a aparecer el problema.

Es posible que tras la limpieza dental sientas alguna molestia, sensibilidad en la zona o un pequeño sangrado, pero no tienes que preocuparte, en unos días habrá desaparecido.

En resumen, la gingivitis es un problema muy común, pero en la mayoría de los casos se puede prevenir con una correcta higiene oral. Si ya ha aparecido, un especialista en periodoncia puede corregírtela a tiempo para evitar un agravamiento que afecte de manera irremediable a los tejidos que soportan los dientes.

la piorrea

La piorrea es una enfermedad de las encías que, no tratada a tiempo, puede acarrear graves problemas dentales e incluso provocar la pérdida de dientes. Una vez más la higiene bucal correcta es la forma más efectiva de prevenirla. Además, a veces la piorrea no presenta síntomas ni produce dolor, con lo que es vital acudir a las revisiones en consulta para una detección a tiempo.

En este artículo te explicamos las claves sobre la piorrea: qué es, sus causas, síntomas, cómo se detecta y su tratamiento.

Qué es la piorrea

La piorrea es lo que comúnmente se denomina a la periodontitis o enfermedad periodontal. Es el periodonto, lo que rodea y sostiene al diente, la encía, el hueso del alvéolo y el ligamento entre el diente y el hueso.

Causas de la piorrea

  • La primera causa de la piorrea es una infección: las bacterias presentes en la placa microbiana producen toxinas. Estas toxinas irritan la encía, penetran en ella y se produce la inflamación.
  • Si esta inflamación no se trata a tiempo, el proceso avanza y los dientes se van quedando sin soporte.
  • Una mala higiene bucal puede hacer desarrollar la piorrea con el paso del tiempo.
  • Hay que tener en cuenta además, que hay ciertas enfermedades que hacen que los pacientes que las sufren tengan mayor riesgo de padecer piorrea. La diabetes, la leucemia o los tratamientos con ciertos medicamentos, aumentan el riesgo de que surjan este tipo de infecciones.
  • Una mala alimentación también puede provocar la aparición de la piorrea. Una dieta deficiente en nutrientes y vitaminas debilita el sistema inmunológico y queda expuesto a infecciones.
  • El tabaco es otra de las causas más importantes.
  • El estrés también puede provocar que el sistema inmunológico se debilite, bajen las defensas y no puedan hacer frente a infecciones.
  • El embarazo hace aumentar la posibilidad de que las encías sangren y se muestren enrojecidas e inflamadas.
  • La falta o deficiencia en la vitamina C, que provoca escorbuto y se convierte en una patología que favorece la aparición de la enfermedad periodontal.
la piorrea

Cuáles son los síntomas de la piorrea

Se trata de una enfermedad que tiene características complejas, porque a veces resulta asintomática.

Cuando aparecen síntomas, suelen ser:

  • En una etapa inicial su síntoma suele ser la gingivitis, que se caracteriza por el enrojecimiento de las encías, inflamación y sangrado.
  • No suele producir dolor.
  • El aspecto de las encías la delata: hinchadas, blandas, placas de pus entre los dientes…
  • En la etapa más avanzada, provoca que los dientes se muevan y pueden llegar a producirse pérdida de piezas dentales.

Como hemos dicho, puede que no presente ninguno de estos síntomas, por lo que las revisiones en consulta son indispensables para poder detectarla a tiempo.

Una piorrea o periodontitis no tratada a tiempo puede acarrear graves problemas.

Cómo se detecta la piorrea

Es necesario realizar un examen completo en consulta para poder detectar la piorrea. Se debe realizar una prueba radiológica, ya que es en las radiografías donde se analizará el estado del hueso.
Además, el periodontista medirá también la profundidad de las bolsas de las encías con un instrumental específico. Así, controlará el espacio entre el diente y la encía y podrá extraer conclusiones. A mayor profundidad de las bolsas, más grave será la situación.

Cuál es el tratamiento para la piorrea

Cuando la piorrea se detecta a tiempo, el tratamiento consiste en:

  • Eliminar por completo la placa y las bolsas que haya alrededor de los dientes.
  • Alisar las raíces de los dientes para que la encía pueda adherirse nuevamente al diente.
  • Se debe asegurar una buena higiene bucal, para que el resultado sea efectivo.

 

En los casos en los que la piorrea ya se encuentra en un estado avanzado, puede incluso requerir tratamiento quirúrgico. Además de el tratamiento habitual y la prescripción de antibióticos para hacer frente a la infección, se realiza una intervención quirúrgica que busca cambiar la forma de las encías para que resulte más fácil la limpieza.

la piorrea
cuidados bucales en verano

Llega el verano y con él un cambio en nuestras rutinas, otro ritmo, viajes, etc. Nos relajamos en esta época del año; pero esto no significa que descuidemos nuestros hábitos de higiene bucal y el cuidado de nuestros dientes. Es fácil; siguiendo unas pequeñas pautas, no habrá problemas.

En verano también puedes proteger tu salud bucal

¿Cómo? ¿Crees que no te resultará posible en vacaciones, con viajes y salidas fuera de tu entorno habitual? Revisa esta lista y síguela; ya verás como pasas el verano con el cuidado de tus dientes bajo control.

1. Haznos una visita

¿Te vas de vacaciones? ¡Estupendo!

Pero antes de partir, acude a la consulta para que te hagamos una revisión. Así revisaremos en previsión de posibles problemas que pudieran surgir y evitarás sustos indeseables.

Así que ya sabes, pide cita ya, que estás a tiempo.

2. No descuides la higiene bucal

Estarás de vacaciones, pero eso no quiere decir que debas darle fiesta también a la higiene dental. En verano, además, solemos estar más tiempo fuera de casa, con lo que este tema requiere que les prestes un poco de atención. Es tan fácil como llevar siempre a mano un cepillo dental, pasta de dientes e hilo dental. Hoy día se pueden adquirir kits de viaje con versiones en miniatura de estos productos, para que lo lleves cómodamente.

Recuerda que una buena higiene bucal es indispensable para evitar la formación de placa bacteriana y caries, enfermedades de las encías, halitosis, así como conseguirás que tu sonrisa luzca radiante.

cuidados bucales en verano

3. Atención al cloro de las piscinas

El agua de las piscinas es tratada con productos químicos, como el cloro, que favorecen su salubridad. Pero estos productos tienen un ph superior al de nuestra saliva, lo que puede provocar que se formen manchas y sarro en la superficie de los dientes, porque las proteínas de la saliva se descomponen de manera más rápida.

Para evitar esto, usa el flúor como medida de prevención. Si has notado que ya eres propenso/a a estas manchas o vas a acudir a la piscina a diario, consúltanos, porque a lo mejor necesitarás un protector bucal.

4. La alimentación correcta es indispensable

Son vacaciones y nos relajamos en cuanto al cuidado de nuestra dieta. Seguramente tomarás más azúcares en forma de helados, refrescos, zumos, bebidas combinadas…

Está bien, de vez en cuando nos tenemos que dar un gusto. Pero presta un poco de atención a tu alimentación, ya que esta medida es básica para mantener tu salud bucal a raya. Aprovecha el calor para tomar frutas y verduras, que además te aportarán vitaminas y minerales.

5. Hacer deporte está muy bien, pero con precaución

Si aprovechas la época estival para practicar deporte y además te gustan las actividades de agua, además de disfrutar, tu salud te lo agradecerá. Pero como todo, hay que tomar una serie de precauciones, para evitar impactos y contusiones en la boca.

Si practicas deportes de contacto, plantéate usar un protector bucal. Es una medida preventiva.

Por otro lado, actividades que requieren de introducir objetos en la boca, como el tubo en caso del buceo, pueden producir dolor en la boca y en las encías. Así que te recomendamos moderación.

cigarrillos electrónicos

Con la aparición en el mercado de los cigarrillos electrónicos hace pocos años, muchos/as fumadores/as vieron en éstos una alternativa al consumo de tabaco tradicional, con la que pudieran mantener controlada su adicción, pero de forma saludable. Hoy, numerosos estudios confirman que los e-cigarrillos tienen efectos negativos sobre nuestra salud. Concretamente, en el caso de la salud bucodental, resulta muy afectada y los cigarrillos electrónicos tienen efectos perjudiciales para nuestra boca, tantos como el tabaco tradicional, dañando los dientes y las encías.

En este artículo te contamos en qué medida y porqué.

cigarrillos electrónicos

Qué es el cigarrillo electrónico

El cigarrillo electrónico, tal y como hoy lo conocemos, fue inventado en 2004 por el farmacéutico chino Hon Lik. Su popularidad creció como la espuma y se extendió a nivel internacional rápidamente. En seguida aparecieron marcas y modelos de negocio diferentes en torno a este producto.

El cigarrillo electrónico se compone con un líquido que contiene nicotina, propilenglicol y glicerol. Además, de estos componentes, también lleva extractos de hierbas o componentes alimentarios, que son los que le dan a cada tipo un sabor característico que los identifica y diferencia.

Los/as consumidores/as de este tipo de e-cigarrillos, aspiran el vapor que generan los dispositivos que se utilizan. Emulan la sensación que ofrecen los cigarrillos tradicionales y, por el hecho de aspirar el vapor generado, se define a esta actividad como vapeo. Y los que tienen este hábito son vapeadores/as.

Pese a que hoy día la situación no es como la de hace unos cuatro años, en los que el mercado vivió una explosión de negocios, modelos, marcas, etc., ha alcanzado un nivel de consumo equilibrado.

Pero muchos de esos/as vapeadores/as creen que fumar este tipo de cigarrillos no entraña peligros para la salud, por lo menos no tantos como el tabaco tradicional. Y la verdad es que no es así: el cigarrillo electrónico daña nuestra salud. En el caso de la bucodental, tiene efectos nocivos y perjudiciales para nuestros dientes y encías.

cigarrillos electrónicos

Efectos del vapeo en nuestra boca

Conocemos los efectos nocivos para nuestra salud que produce el tabaco, consumido de forma tradicional: halitosis, periodontitis y manchas en los dientes, además del riesgo elevado de padecer cáncer oral.

Los problemas que ocasiona la variante electrónica no son menos importantes, ya que no sólo es vapor lo que se inhala cuando se vapea. A simple vista, y en parte gracias a las campañas de publicidad que ha habido detrás de los cigarrillos electrónicos, podría parecer que el vapeo es inofensivo para nuestra salud. Pero no es así: tiene riesgos.

En el caso de la salud bucodental, los cigarrillos electrónicos causan efectos negativos en nuestra boca:

Al aspirar los tejidos bucales se exponen a los compuestos producidos por el calentamientos de la nicotina, glicerina, junto con el resto de componentes de la fórmula del e-cigarrillo. Éstos, matan gran cantidad de células de nuestra mucosa oral. Ahora mismo se estima, según los resultados que ofrecen diferentes estudios, que aquellas personas que vapean tienen una tasa de muerte celular superior al resto de la población (un 2.500%).

Además, las células de la boca, al verse atacadas por los compuestos de los cigarrillos electrónicos, liberan proteínas inflamatorias. Se ha probado según los estudiosque el cigarrillo electrónico disminuye la capacidad de defensa contra las infecciones microbianas. Esto propicia la aparición de enfermedades de las encías, como gingivitis o periodontitis. Ésta es una enfermedad grave que puede tener consecuencias nefastas para nuestra salud en general. También se corre el riesgo de sufrir enfermedades del tracto respiratorio.

 

En definitiva, todos estos factores hacen que aumenten los casos de cáncer oral entre los consumidores de los cigarrillos electrónicos.

 

Por lo tanto, al igual que con el consumo de tabaco tradicional, nuestro consejo es que se elimine el hábito de consumo de este tipo de productos lo antes posible. Está además probado también que el consumir e-cigarrillos no disminuye la adicción al tabaco tradicional y en realidad no ayuda a eliminar el hábito de fumar.

Por lo tanto, tenemos que ser categóricos: el mejor de los hábitos, no tener ninguno de los dos. Por tu salud.

 

 

Gaten Matarazzo-dientes-de-leche

Adultos con dientes de leche, una cuestión sobre la que a menudo nos preguntáis en consulta. ¿Es posible? Sí, es posible. Se trata de una enfermedad que tiene nombre: se le llama displasia cleidocraneal y se trata de una patología que afecta al desarrollo de los huesos y los dientes, y que hace provoca que muchos adultos todavía sigan teniendo sus dientes de leche.

Displasia cleidocraneal: una patología dada a conocer gracias a la televisión

Es curioso que esta patología, la displasia cleidocraneal, se haya dado a conocer masivamente porque aparece reflejada y personificada en una serie de televisión. Sí, anécdotas aparte, nos referimos a la serie Stranger Things, creada en 2016 por Netflix y que homenajea a los clásicos misterios sobrenaturales de los años 80. Esta serie ha cosechado gran éxito y ha ganado o ha sido nominada para infinidad de premios. 

El caso es que, uno de los personajes que aparecen en Stranger Things, Dustin (interpretado por Gaten Matarazzo) sufre esta enfermedad y hace que con 14 años, todavía siga manteniendo sus dientes de leche. Esta condición aparece en la trama de la historia de la serie. Y el propio actor ha confirmado que él la sufre en la vida real.

Esta anécdota ha hecho que se hayan disparado las consultas sobre esta enfermedad y la verdad es que ha tenido una gran repercusión. Desde las redes sociales, foros e internet en general, hasta en la misma consulta del dentista. La serie ha dado visibilidad a esta patología, que a veces, por vergüenza o temor, no se hacía pública. Y esta aparición en la serie ha hecho que muchas personas que la padecen la han socializado más allá de la consulta de su médico y han conseguido darle un tratamiento normal.

Resulta curioso como una pequeña anécdota como esta ha hecho que una enfermedad que no tiene ningún tipo de peligro, haya llegado a calar en la sociedad y se le haya restado gravedad a quien la padece.

Displasia cleidocraneal: una patología dada a conocer gracias a la televisión

La displasia cleidocraneal se trata de una enfermedad que tiene base genética y se caracteriza por un desarrollo anormal de los huesos del cráneo y de la clavícula.

Se trata de una patología que afecta a todas las etnias y no hay distinciones de su incidencia mayor entre alguno de los sexos. El índice de la población afectada es muy bajo, de un caso entre un millón. Y no tiene cura.

Pero los expertos dicen que se trata también de una enfermedad infra diagnosticada, puesto que muchos casos se pueden manifestar de una forma muy leve.

Así, se trata de una dolencia que tiene muchos grados  y se manifiesta clínicamente también de numerosas maneras. Las más graves pueden tener repercusiones a nivel funcional para quienes la sufren; y entre los más leves, en cambio, está la anomalía dental de la que hablamos, que no se produzca el cambio de dentición. Pero también puede causar deformaciones mandibulares, falta de piezas dentales, etc.

dientes-de-leche-en-adultos-displasia-cleidocraneal

El cambio de dentición

El cambio de dentición de los dientes de leche a los definitivos es un proceso que suele comenzar entre los 5 y los 7 años y que se prolonga hasta los 10-12. Pero este cambio es un proceso que se da de forma diferente en cada niño/a. Ni siquiera hay una pauta genética familiar, ni influye en el desarrollo físico del menor.

En realidad, no hacer este cambio de dentición y que los dientes de leche no se caigan no supone en sí un problema de salud. Se pueden producir problemas dentales, eso sí, porque se trata de piezas dentales que son menos resistentes y por lo tanto pueden sufrir con mayor probabilidad roturas, infecciones o caries.

Qué hacer si se conservan los dientes de leche siendo adulto/a

Como hemos dicho, no se trata de un problema grave, aunque, por la fragilidad que hemos mencionado, es recomendable seguir unas pautas:

  • Visitar la consulta del dentista para verificar el buen estado de las piezas dentales y la buena salud bucal en general.
  • Extremar el cuidado en la higiene dental.
  • Usar también en la limpieza complementos para eliminar la máxima cantidad de placa dental y restos de comida de entre los dientes: cepillos interdentales, seda dental…

Lo importante, en todo caso, es mantener la salud bucal.

consejos salud dental en la adolescencia

La adolescencia es una época de cambios, en la que se fijan los hábitos adquiridos durante la infancia, se desarrolla la personalidad y la autonomía y la persona se encuentra en la antesala de la edad adulta. En esta etapa se producen muchos cambios fisiológicos y psicológicos.

En el aspecto de la salud, supone la etapa en la que el/la adolescente deberá comenzar a cuidarse con criterio propio y autonomía y deberá ser responsable con el trato y los cuidados que ejerce sobre su cuerpo en general. A nivel de los cuidados bucodentales, es en este momento cuando deberá cuidarse y asentar los hábitos aprendidos durante la infancia para asegurar un buen estado de su boca.

En este artículo vamos a repasar las normas básicas que tendrá que tener en cuenta para mantener una buena salud bucodental.

Consejos para mantener la salud dental en la adolescencia


Partimos de la base de que durante la infancia se han respetado las visitas periódicas a la consulta del dentista y se han llevado los controles periódicos necesarios.

Junto con esto, el/la adolescente debería ya en esta edad haber adquirido desde la infancia unos hábitos de limpieza bucal y cuidados diarios. Es la familia la responsable de inculcar éstos desde una edad temprana.

Por lo tanto, en la adolescencia, el/la joven fijará esos hábitos y siguiendo unas pequeñas normas, mantendrá su salud bucal.

¿Cuáles son esos hábitos? Veamos:

No saltarse las revisiones dentales en consulta

Tenga algún problema concreto de salud bucal o no, la periodicidad de las revisiones, tal y como se las recomendemos en cada caso en la consulta, deberán ser respetadas.

Como ya hemos dicho, en la adolescencia se producen cambios en el cuerpo a todos los niveles, también en la boca. Por eso, es necesario el control periódico para prevenir posibles anomalías, verificar el buen estado de la boca en general, así como de otras posibles patologías que pudieran tener relación con la boca: dolores, tensiones musculares, bruxismo, posturología…

Es en la consulta donde podemos detectar, tratar y aconsejar sobre todas estas cuestiones. Y en este rango de edad, además, también podemos ayudar con la detención de casos de anorexia y bulimia, que en tan alto porcentaje afectan en esta franja de edad.

La importancia de la higiene dental

A esta edad el/la adolescente ya tiene que tener adquiridos unos hábitos de higiene dental diaria, de forma responsable, autónoma y sin supervisión.

Pese a que los cambios en sus hábitos y costumbres o ritmo de vida puedan condicionar estos hábitos de limpieza, deberá respetar como mínimo la limpieza bucal dos veces al día, acompañada del uso de cepillos interdentales o seda dental, así como de enjuage bucal por lo menos una vez al día.

Es importante que los/las adolescentes sean conscientes de la necesidad de mantener las buenas costumbres en cuanto a higiene dental, porque son una norma básica para asegurar la buena salud bucal. Se deberían acostumbrar a llevar con ellos/as un cepillo de dientes y pasta dental entre sus efectos personales a diario.

Mantener una alimentación sana y equilibrada

Otro aspecto de vital importancia en esta etapa en dos aspectos: por la importancia de la dieta equilibrada y su aspecto social; y también por los hábitos alimenticios, a menudo poco adecuados, de las nuevas generaciones.

La alimentación y los trastornos que en este aspecto se generan son, desgraciadamente, uno de los problemas que surgen en estas edades. No se trata sólo de que los adolescentes aprendan la importancia de mantener una dieta equilibrada y variada. Se trata ya, en algunos casos, de que entiendan que la alimentación es necesaria.

Trastornos alimenticios, como la anorexia y la bulimia, afectan a todo el organismo y en todos los niveles, tanto física, como psicológicamente. En el ámbito de la salud dental, pueden provocar caries, pérdida de dientes y reducción de la encía, hipersensibilidad dental, etc. Las familias deben prestar especial atención a estos aspectos.

Por otro lado, es importante que los/las más jóvenes aprendan a comer de todo.

Y en otro de los aspectos, es en estas etapas cuando comienzan a ser responsables de su alimentación y, unido a los momentos de ocio en los que ya es habitual que consuman alimentos fuera de casa, los nuevos hábitos de consumo han derivado en que hay un exceso acusado de consumo de azúcares, alimentos tratados, etc. En todo tipo de formatos y alimentos; desde las chucherías, hasta las bebidas azucaradas y refrescos y sin olvidar de las comidas rápidas.

Todo ello conlleva un mayor riesgo de padecer caries.

consejos salud dental en la adolescencia

Ortodoncia, tratamiento a tiempo, pero de forma responsable

Adolescencia y ortodoncia suelen ir unidos. Es la época idónea para corregir posibles disfunciones dentales. No sólo para tratar anomalías como dientes torcidos o apiñados, sino también porque ya las familias son conscientes de que este tipo de problemas suponen mucho más que un aspecto estético; se trata de un problema de salud y como tal debe ser tratado.

Los métodos de ortodoncia más habituales entre los/as adolescentes son los brackets metálicos, aunque ya van ganando en popularidad también para esta franja de edad los brackets de zafiro o la ortodoncia invisible.

En todo caso, el llevar un aparato dental conlleva que los jóvenes deberán extremar los cuidados, sobretodo en lo referente a la limpieza dental.

 

Proteger la dentadura para hacer deporte

Otro aspecto que también está ligado a los/as adolescentes: la práctica de deporte y otras actividades. Además, hoy día es muy normal que un/a joven practique durante el año un sinfín de actividades físicas diferentes.

Algunas de ellas pueden suponer un riesgo para la seguridad de su dentadura, derivados de golpes, choques, contusiones, etc que se pueden producir en estas prácticas y que podrían provocar cortes, fracturas en los dientes, o hasta incluso la pérdida de piezas dentales completas.

Para evitar correr este tipo de riesgos, es aconsejable que se acostumbren a usar protectores bucales. Son unas prótesis que se ponen y quitan de forma fácil y rápida y cuya función es la prevención.

El tabaco, de lejos

Muchas personas adictas al tabaco comienzan con el hábito a estas edades, ya sea por probar, porque los amigos lo hacen, o por costumbre social.

El tabaquismo tiene graves efectos para la salud, pero más todavía si cabe en esta etapa.

Además, crear un hábito tan jóvenes puede provocar que éste se convierta en adicción.

Además, a nivel de la salud bucal, el consumo de tabaco es muy perjudicial también para nuestros dientes: empezando por las manchas, el mal aliento que provoca y terminando en enfermedades periodontales.

 

consejos salud dental en la adolescencia