Clínica Dental Moyúa en Bilbao

Dientes decolorados por el uso de fármacos

dientes decolorados

Algunas personas lucen los dientes decolorados, pese a tener una cuidada higiene dental. A menudo suele deberse al uso de fármacos.

La boca es un órgano conectado al resto del cuerpo y, por tanto, le influyen los factores de hábitos de vida y consumo que tengamos, así como la alimentación. En el caso del color de los dientes, cómo nos alimentemos, ciertas enfermedades, hábitos y los efectos del uso de cierto tipo de fármacos pueden hacer que nuestra sonrisa no luzca todo lo blanca y radiante que debiera.

dientes decolorados

Dientes decolorados por efecto del uso de fármacos

El consumo de algunos tipos de fármacos tiene como consecuencias negativas la alteración de la estructura de los dientes. Una de ellas es la decoloración de los dientes.

El tejido dentario se ve alterado y esto hace que cambie el tono de los dientes, que pierde brillo y algunas veces se ve grisáceo y otras amarillento. Además, el hecho de que se trate una alteración interna, son más resistentes a los tratamientos de blanqueamiento dental.

Qué sustancias producen la decoloración dental

La coloración de nuestro dientes se puede ver afectada, interna o externamente. Vamos a ver cuáles son las sustancias y componentes de los fármacos más agresivos.

Agentes que provocan la decoloración a nivel interno

dientes decolorados

Agentes que provocan la decoloración a nivel externo

Estos componentes se adhieren a la superficie del diente y, por el hecho de ser sustancias externas, resulta más fácil retirarlas con tratamientos de blanqueamiento dental:

  • Sales ferrosas: a menudo se recetan para tratar casos de anemia.
  • Fluoruro estañoso: presente en las pastas dentífricas de los años 50 con el objetivo de proporcionar protección frente a la caries, el desarrollo de placa bacteriana, las bacterias patogénicas, la gingivitis y la sensibilidad dentinaria.
  • Clorhexidina: también presente en productos de limpieza y tratamiento bucal, en forma de gel, enjuagues bucales, pastas de dientes o sprays. Se administran para tratar enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis), prevenir las posibles infecciones derivadas de una cirugía bucal o curar pequeñas lesiones en los tejidos blandos de la cavidad oral.
clorhexidina