Clínica Dental Moyúa en Bilbao

Adultos con dientes de leche, ¿es posible?

Gaten Matarazzo-dientes-de-leche

Adultos con dientes de leche, una cuestión sobre la que a menudo nos preguntáis en consulta. ¿Es posible? Sí, es posible. Se trata de una enfermedad que tiene nombre: se le llama displasia cleidocraneal y se trata de una patología que afecta al desarrollo de los huesos y los dientes, y que hace provoca que muchos adultos todavía sigan teniendo sus dientes de leche.

Displasia cleidocraneal: una patología dada a conocer gracias a la televisión

Es curioso que esta patología, la displasia cleidocraneal, se haya dado a conocer masivamente porque aparece reflejada y personificada en una serie de televisión. Sí, anécdotas aparte, nos referimos a la serie Stranger Things, creada en 2016 por Netflix y que homenajea a los clásicos misterios sobrenaturales de los años 80. Esta serie ha cosechado gran éxito y ha ganado o ha sido nominada para infinidad de premios. 

El caso es que, uno de los personajes que aparecen en Stranger Things, Dustin (interpretado por Gaten Matarazzo) sufre esta enfermedad y hace que con 14 años, todavía siga manteniendo sus dientes de leche. Esta condición aparece en la trama de la historia de la serie. Y el propio actor ha confirmado que él la sufre en la vida real.

Esta anécdota ha hecho que se hayan disparado las consultas sobre esta enfermedad y la verdad es que ha tenido una gran repercusión. Desde las redes sociales, foros e internet en general, hasta en la misma consulta del dentista. La serie ha dado visibilidad a esta patología, que a veces, por vergüenza o temor, no se hacía pública. Y esta aparición en la serie ha hecho que muchas personas que la padecen la han socializado más allá de la consulta de su médico y han conseguido darle un tratamiento normal.

Resulta curioso como una pequeña anécdota como esta ha hecho que una enfermedad que no tiene ningún tipo de peligro, haya llegado a calar en la sociedad y se le haya restado gravedad a quien la padece.

Displasia cleidocraneal: una patología dada a conocer gracias a la televisión

La displasia cleidocraneal se trata de una enfermedad que tiene base genética y se caracteriza por un desarrollo anormal de los huesos del cráneo y de la clavícula.

Se trata de una patología que afecta a todas las etnias y no hay distinciones de su incidencia mayor entre alguno de los sexos. El índice de la población afectada es muy bajo, de un caso entre un millón. Y no tiene cura.

Pero los expertos dicen que se trata también de una enfermedad infra diagnosticada, puesto que muchos casos se pueden manifestar de una forma muy leve.

Así, se trata de una dolencia que tiene muchos grados  y se manifiesta clínicamente también de numerosas maneras. Las más graves pueden tener repercusiones a nivel funcional para quienes la sufren; y entre los más leves, en cambio, está la anomalía dental de la que hablamos, que no se produzca el cambio de dentición. Pero también puede causar deformaciones mandibulares, falta de piezas dentales, etc.

dientes-de-leche-en-adultos-displasia-cleidocraneal

El cambio de dentición

El cambio de dentición de los dientes de leche a los definitivos es un proceso que suele comenzar entre los 5 y los 7 años y que se prolonga hasta los 10-12. Pero este cambio es un proceso que se da de forma diferente en cada niño/a. Ni siquiera hay una pauta genética familiar, ni influye en el desarrollo físico del menor.

En realidad, no hacer este cambio de dentición y que los dientes de leche no se caigan no supone en sí un problema de salud. Se pueden producir problemas dentales, eso sí, porque se trata de piezas dentales que son menos resistentes y por lo tanto pueden sufrir con mayor probabilidad roturas, infecciones o caries.

Qué hacer si se conservan los dientes de leche siendo adulto/a

Como hemos dicho, no se trata de un problema grave, aunque, por la fragilidad que hemos mencionado, es recomendable seguir unas pautas:

  • Visitar la consulta del dentista para verificar el buen estado de las piezas dentales y la buena salud bucal en general.
  • Extremar el cuidado en la higiene dental.
  • Usar también en la limpieza complementos para eliminar la máxima cantidad de placa dental y restos de comida de entre los dientes: cepillos interdentales, seda dental…

Lo importante, en todo caso, es mantener la salud bucal.