Clínica Dental Moyúa en Bilbao

Beneficios principales de elegir ortodoncia invisible

beneficios_ortodoncia_invisible

Muchos pacientes acuden a nuestra consulta porque sienten vergüenza al sonreir o no se sienten del todo a gusto con sus dientes. Lo que puede parecer una mera queja estética encierra un profundo descontento con la propia imagen y, en muchos casos, un problema odontológico grave. La ortodoncia es mucho más que un tratamiento que corrige y alinea los dientes. Incide directamente en la salud general de las personas y pone rectas muchas más cosas que los dientes.

No obstante, parece que para hablar de ortodoncia hay que necesariamente hablar de brackets y actualmente ya no es así. Afortunadamente, nuestros pacientes tienen varias opciones a su alcance para tener el tratamiento de ortodoncia que les hace falta sin renunciar a la estética. Es la llamada ortodoncia invisible.

Aquí te enseñamos sus principales beneficios:

Te olvidarás de los brackets. En Clínica Moyúa trabajamos hace varios años con la tecnología Invisalign® que sustituye los brackets de toda la vida por juegos de férulas transparentes que se cambian cada dos semanas.

Nadie se dará cuenta de que estás siguiendo un tratamiento de ortodoncia. Al ser férulas transparentes, nadie que tú no quieras sabrá que llevas un aparato de ortodoncia. Esto es especialmente importante para personas que trabajan de cara al público o que tienen una preocupación alta por la estética.

Disfrutarás de un tratamiento a medida. Todas las férulas están diseñadas con tecnología 3D y fabricadas a medida de cada paciente. Eso nos permite que se adapten perfectamente a cada diente. Las férulas o alineadores ejercen una presión controlada sobre los dientes, consiguiendo el movimiento justo para una corrección de los dientes hacia el punto deseado de forma controlada y progresiva.

No será necesario que lo lleves 24 horas al día. Si hay una palabra que se repite entre los pacientes que optan por la ortodoncia invisible con Invisalign® es cómodo porque las férulas son de quita y pon. Así, nos ahorramos la parte que –por qué no decirlo- más pereza suele dar: la limpieza. Podrás quitártelas para comer lo que ya reduce mucho la labor y también para limpiarlas.

¿Eficacia? La misma que otras técnicas. No tengas miedo. Tus dientes quedarán igual de alineados que con otras técnicas de ortodoncia. La única diferencia es que puede resultar más caro. De ti depende la opción que escojas, pero si necesitas consejo, ya sabes que nuestra consulta está siempre abierta para ti.